/Rastros

la posibilidad de una república

1-0: referéndum catalán

*Desde Barcelona, para NAN

 

jueves 28 de septiembre

 

A las ocho de la mañana, el 3 del Barcelona y de la Selección española, Gerard Piqué, tuitea: “Desde hoy hasta el domingo, expresémonos pacíficamente. No les demos ninguna excusa. Y cantemos bien alto y bien fuerte”. La respuesta no se hace esperar. Desde el hashtag #PiqueFueradelaSeleccion, miles de tuiteros de toda España piden que el marido de Shakira renuncie a la Selección, o que se arrepienta públicamente.

 

Ese mismo día, los cinco diarios más importantes del país (El País, El Mundo, La Vanguardia, ABC y La Razón) ponen en su tapa el tema del referéndum. La noche anterior los Rolling tocaron para 50 mil personas en el Estadi Olímpic de Barcelona, pero no hay rastros de eso en los medios. De hecho, ABC levanta lo que va a ser la noticia del día en la mayoría de los noticieros televisivos: aparentemente, a chicos de distintas escuelas de Cataluña se los está manipulando para ser “soldados radicales de la causa independentista”. Ilustra con la foto de una chica pegando un cartel con la consigna del Sí. Y titula: “Testigos de la manipulación”.

 

En el noticiero del mediodía de Telecinco, Juan Carlos, que no da su apellido, cuenta que su hijo “siempre ha estado en contra del referéndum y ahora teme que en el instituto le apunten con el dedo”. Y agrega: “En la pública si vas a clase y no vas a la huelga te apuntan en listas que dan a los directores de grado”.
Como siempre, en las calles se juega todo: mientras alrededor de 16 mil estudiantes se manifiestan a favor del referéndum, el Ministerio del Interior español anuncia que el contingente policial enviado a Cataluña supera los 10 mil agentes. La cifra habitual es de 2800 agentes. De hecho, la cartera decide enviar tres cruceros con siete mil camas para alojar a los agentes durante el fin de semana.

 

En una oficina de Igualada, una ciudad de Cataluña, agentes de la Guardia Civil encuentran 2,5 millones de boletas con el “sí” y el “no” que se vota. Como el material electoral del referéndum fue suspendido por el Tribunal Constitucional, se lo incauta. También se encuentran cuatro millones de sobres y 100 urnas. Las personas de la oficina dicen que tanto los sobres como las urnas fueron utilizadas para las elecciones de 2015 del FC Barcelona, y que no están relacionadas con el referéndum. Desde el club niegan que las urnas sean de su propiedad y que tengan relación alguna con ese material.

 

Como una comedia slapstick pero con pasos políticos e ideológicos, las noticias se superponen unas a otras. El espectro que por estos días recorre España y que mezcla a la clase política, la población civil, el periodismo y el fútbol se llama referéndum. Pero vayamos a lo básico: ¿en qué consiste este fantasma?

 

el referéndum

 

Cataluña es una de las dieciséis comunidades autónomas de España. Está formada por las provincias de Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona. Los inicios de la doctrina independentista catalana se remontan al siglo XVIII, y llegan hasta el día de hoy. Durante los años franquistas se reprimió cualquier nacionalismo considerado traidor a España. La Constitución dictada luego de la muerte de Franco, en 1978, determina que el país es”único e indivisible”, pero también lo reconoce como un Estado con diversas nacionalidades y regiones, y por eso, en 1980 Cataluña se convirtió en una comunidad autónoma dentro del país. En 2013, con la Declaración de Soberanía, el Parlamento de Cataluña abrió el juego a que los ciudadanos voten libremente el futuro político. Al año siguiente se realizó la primera Consulta sobre su futuro. Las preguntas eran dos: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente? A pesar de recibir una suspensión cautelar por parte del Tribunal Constitucional, la consulta se hizo. Asistió el 37 por ciento de la población, y el Sí a ambas preguntas sacó el 80 por ciento.

 

Este año, los engranajes de la consulta popular volvieron a ponerse en marcha. El 6 de septiembre, el Parlamento de Cataluña aprueba la Ley de Referéndum y pocas horas después el gobierno de Cataluña firma el decreto de convocatoria del referéndum. A diferencia de la anterior, esta consulta realizará solo una pregunta: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república? Si llegara a ganar el Sí, se declarará unilateralmente la independencia de Cataluña 48 horas después.

 

Sin embargo, al día siguiente de ese decreto el Tribunal Constitucional suspende la Ley de Referéndum y advierte a los alcaldes catalanes que no pueden participar en la organización del 1- O, como ya se le empieza a decir a la consulta. El presidente de España, Mariano Rajoy, sale por cadena nacional y dice que no va a haber votación. “Nadie va a vacilar a la hora de cumplir con su deber. La democracia responderá, lo hará con firmeza, con aplomo, con serenidad y con dignidad”, sostiene. Hay un artículo de la Constitución española, el 155, que permite al Gobierno adoptar “las medidas necesarias” para obligar a una Comunidad Autónoma a cumplir las obligaciones que le corresponden por ley. Y el Gobierno español toma distintas medidas: desde confiscar boletas y material de promoción, hasta la detención de altos cargos del gobierno catalán, incluyendo la intervención presupuestaria de Cataluña.

 

viernes 29 de septiembre

 

Los sindicatos agrarios de Cataluña organizan un “tractorazo” como muestra de apoyo al 1-O: 400 tractores atraviesan la ciudad de Barcelona y llegan hasta la Universidad de Barcelona, donde son recibidos por los estudiantes que hace varios días están ocupando el edificio. En varios sentidos, el reclamo catalán se aleja de la tradicional dicotomía política izquierda/ derecha. De hecho, en las marchas se cruzan integrantes tanto de la izquierda universitaria como de partidos nacionalistas.

 

El Gobierno español ordena cerrar el espacio aéreo sobre la ciudad de Barcelona a avionetas y helicópteros desde este viernes hasta el lunes 2 de octubre. Además, advierten que quienes participen en las mesas del referéndum (“ilegal, que pretenden celebrar los independentistas catalanes”, agregan) están incurriendo en una infracción por lo que serán sancionados con hasta trescientos mil euros.

 

Del otro lado, el Gobierno catalán acredita para votar a 5,3 millones de personas en 2.315 centros en Cataluña, con un dispositivo de 6.249 mesas y 7.235 personas implicadas en la logística. Para evitar que se cierren los lugares de votación, mucha gente permanece en las escuelas. En total, se ocupan 163 colegios. En la escuela Enric Casassas, por ejemplo, se organiza un torneo de piedra, papel o tijera que dura desde la tarde del viernes hasta la noche del domingo. Otra estrategia vino de la mano de los tractores aliados. Varios colegios están blindados por tractores, para evitar que la Guardia Civil los desaloje. A las 22, como todas las noches desde hace dos semanas, se escuchan las cacerolas. Desde algunos pisos, sin embargo, se escucha a Joan Manuel Serrat cantar Mediterráneo a todo volumen y en loop: desde Twitter se propuso que, para neutralizar el ruido de las protesta, a la misma hora de los cacerolazos la gente pusiera la canción de Serrat. Así que, todos los días a las diez de la noche, en Barcelona suena una mezcla de percusión improvisada con Serrat cantando de fondo.

 

el Sí

 

“Estamos viviendo un cambio mental. La gente entiende que si no podemos ser lo que queremos ser dentro del Estado español tenemos todo el derecho del mundo a independizarnos y ser lo que queremos ser dentro del sistema internacional. Y eso es en lo que estamos hoy en día. En ser reconocidos no como un pueblo diferente, un pueblo elegido, sino como un pueblo normal, como el resto de los pueblos del mundo que tienen el derecho a elegir lo que quieren y lo que no quieren ser”. Eso dice Didac Amat, jurista, politólogo y miembro del movimiento estudiantil.

 

Además de las razones políticas, ¿cuál es la situación económica de Cataluña frente a España y el resto de las comunidades autónomas del país? En el 2016, Cataluña produjo el 19 por ciento del PBI español, el mayor aporte de una comunidad autónoma a la economía nacional. Desde el vamos, la comunidad catalana tiene un peso destacado sobre el total de la economía española.

 

En una finta memorable, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, desliza la posibilidad de un nuevo sistema de financiación con más recursos para la comunidad catalana… y pocas horas después niega esa posibilidad. Lo que planteaba, concretamente, era la posibilidad de que Cataluña tuviera su propio Concierto Económico, al igual que el País Vasco y Navarra. Esto es: la posibilidad de gestionar su propio sistema tributario. De recaudar los impuestos primero, y después pactar el reparto con el gobierno nacional. La Constitución española de 1976 dispone que tanto el País Vasco como Navarra tengan su régimen tributario específico, mientras que las restantes comunidades autónomas se regulen por el régimen general, donde Hacienda nacional primero recauda sus impuestos, y después los reparte entre las comunidades.

 

La posibilidad de una república catalana implicaría, por supuesto, que Cataluña no se vería obligada a aportar fondos destinados a otras regiones. De hecho, en caso de independizarse, Cataluña tendría un incremento de un 30 por ciento de su PBI.

 

el No

 

Como respuesta a las marchas en apoyo al referéndum, la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES) convoca una marcha a la que asisten diez mil personas en la plaza de Cibeles de Madrid. El lema de la marcha es “España somos todos”. En general, la unidad histórica de España es una de las razones más habituales que esgrimen quienes se oponen al referéndum. Hay quienes se oponen por los innumerables problemas prácticos de fundar una nación en el 2017: ruptura con la Unión Europea (ya que la incorporación de un país exige la unanimidad de todos los socios comunitarios), deudas con España por varios miles de millones de euros, protocolos de defensa por quedarse fuera de la OTAN, y varios etcéteras.

 

Para el filósofo Pedro Insúa apoyar el referéndum es de derecha: “Supone concederles a los catalanes un privilegio y la izquierda está en contra de los privilegios. ¿No se han parado a pensar quién votaría en ese referéndum? Para empezar, quien decida quién es el que vota ya está decidiendo y no es democrático. Si dices que voten sólo los catalanes, lo llevas a la ‘raza’. ¿Descendientes hasta qué generación? Hay catalanes por todo el mundo. Cataluña no es de los catalanes. Es de los españoles, incluyendo a los catalanes”.

 

sábado 30 de septiembre

 

Uno de los aspectos más novedosos en la pulseada por el referéndum es la cibernética. En un principio estaba la web oficial: referendum.cat. Algunos días después, luego de que el gobierno ordenara su cierre, se publicaron dos direcciones nuevas: ref1oct.cat, ubicada en Reino Unido, y ref1oct.eu, con servidores en Luxemburgo. Ambas fueron cerradas inmediatamente por orden judicial. A partir de ahí, la página web se clonó y empezaron a aparecer en otras direcciones: referendum.ninja, referendum.love o guardiacivil.sexy. Desde la Guardia Civil aseguran que un grupo de hackers situados en Rusia están creando permanentemente enlaces nuevos, para que durante el 1 – O, a la Justicia española le sea imposible mantenerla cerrada. Varios miembros del gobierno catalán comparten en sus redes sociales instrucciones para conectarse a través de un DNS extranjero, o a través de una VPN, una red privada virtual. El rumor, que era fuerte hace algunos días, de que el Estado español iba a desconectar internet durante el fin de semana, resulta ser una falsa alarma. Julian Assange sostiene que el 1 – O es el “conflicto occidental más significativo entre las personas y el Estado desde la caída del Muro de Berlín”.

 

¿Cataluña puede convertirse en un modelo de democracia para nuevos tiempos? En Barcelona todos (o nadie) parecen tener la respuesta.

 

domingo 1 de octubre

Bien temprano, a las siete de la mañana, el gobierno catalán anuncia que los ciudadanos van a poder emitir su voto en cualquier colegio electoral. La única salvedad, no lo dicen, es que el colegio no se encuentre blindado por la Guardia Civil. Además, debido a la falta de sobres, las boletas van a entrar dobladas a la urna para garantizar el voto secreto.

 

Las chicanas también empiezan temprano y de ambos lados. Por un lado, la cerradura del colegio donde iba a votar Oriol Junqueras, el vicepresidente de la Generalidad, aparece obstruida con silicona. Finalmente se resuelve, y Junqueras puede votar normalmente. Por el otro lado, en los pueblos de la periferia de la región se despliegan métodos heterodoxos para impedir que la Guardia Civil se lleve las urnas: en Òrrius, por ejemplo, se talan tres pinos y se los colocan estratégicamente en la calle principal, que lleva a la escuela del pueblo. En Canet de Mar se arman barricadas con bancos de iglesia.

 

Lo que es unidireccional es la represión: al final de la jornada las víctimas de la violencia policial ascienden a más de ochocientas. Durante todo el día se escuchan los ruidos de los helicópteros y los camiones de la Guardia Civil y de los Mossos, la policía de Cataluña. Hay varios heridos por pelotas de goma, que son como las balas pero más grandes, y cuyo uso fue prohibido en Cataluña en el 2014. En varios lugares de votación se registran caídas de los sistemas informáticos. Cuando pasa eso, las autoridades de mesa autorizan a votar mostrando el DNI, y anotando el voto en un papel.

 

Un tema aparte es el partido del Barca. Jugaba contra Las Palmas, y hasta media hora antes del partido, no se iba a presentar. Pero la sanción de no presentarse (pérdida del partido y descuento de tres puntos extra) fue demasiado para los directivos, por lo que arriesgaron una postura salomónica: jugar sin público. La imagen de Messi pateando un córner sin público hace acordar a esas películas de zombies, donde el protagonista se despierta en una ciudad completamente desierta y amenazante. Completamente conmovido, Piqué sale a hablar antes del partido, y dice que no tiene ningún inconveniente en dar un paso al costado en la selección, si así se lo exige.

 

 

A las ocho de la noche, cuando finaliza la votación, Mariano Rajoy sale a hablar en cadena nacional y repite lo que venían diciendo él y sus funcionarios durante la última semana: que no fue un referéndum sino una escenificación, y que el Estado actuó como corresponde, “con firmeza y serenidad”. Aunque le agrega algo nuevo: culpa directamente a Carles Puidgemont, el presidente del Gobierno de Cataluña, por los incidentes y la represión.

 

Unos minutos después, Puidgemont le responde. Dice que el pueblo de Catalunya “se ganó el derecho a ser independiente”. Que los resultados exigen que la Ley de Referéndum se cumpla y que “colectiva y dignamente se levante una nación pacífica y democrática”. Promete que en los próximos días se va a realizar la Declaración Unilateral de Independencia.

 

la república

 

Los boca de urna hablan de un 90 por ciento de los electores apoyando el Sí. Votaron 2.2 millones de personas, el 42 por ciento del electorado. Sin embargo, se sabe que la fuerza de Cataluña no está en un referéndum que España se va a negar a reconocer, sino en las medidas de fuerza. Por eso, se habla de un paro general el miércoles 4. Además, desde el día siguiente se organizan marchas en contra de la represión ejercida por la Guardia Civil. “Paramos Cataluña una semana, y verás cómo nos empiezan a escuchar”, dice un vecino en el acto de cierre en la Plaza Catalunya. La motivación está pero, ¿los catalanes están dispuestos a someterse al esfuerzo de construir una nación desde cero en pleno siglo XXI? ¿Va a ceder el Gobierno español en alguno de sus puntos? Lo que casi todo el arco político le critica a Rajoy es haber dado entidad y argumentos a los catalanes a través de la represión. Pablo Iglesias, de Podemos, exige la renuncia del presidente, para que se pueda pactar un referéndum de forma organizada. Desde la Embajada de Londres, Assange propone que el modelo catalán se replique en todo el mundo. ¿Cataluña es el primer paso de una era de democracia postnacional? ¿O un brote nacionalista en tiempo de crisis? Lo vamos a saber en poco tiempo.

 

rastros@lanan.com.ar

N° de Edición: 1791

/A-
GEN
-DA