/Pulpa

explorando bateas

reseñas

Lo salvaje, de Pablo Vigo.


NO SOY HORDAK  (PEDRO MANCINI)

El nuevo libro de Pedro Mancini está protagonizado por un Hordak triste y melancólico que viste de traje, pero en realidad no es Hordak sino que es Krang, que en realidad no es Krang sino que se trata más bien de un mago vampiro terrible que heredó los poderes de su abuelo –que era un vampiro mucho más poderoso que él-, que en realidad no es otro que el mismo Pedro Macini.
No soy Hordak es otro delirio surreal de magia oscura y humor triste de ese personaje que se inventó un personaje que también se llama Pedro Mancini, un comic metareferencial y onírico lleno de las más variadas referencias a la cultura pop –desde He-man, las Tortugas ninjas o el videojuego Final fight pasando por The residents, William Burroughs y Oesterheld-, momentos increíblemente lisérgicos y surreales que parecen fotogramas escapados de las mejores película de David Lynch, batallas a muerte con cucarachas gigantes de Haedo, aventuras cósmicas con ratas de Morón, reflexiones etílicas, encuentros sociales incómodos y recuerdos de la infancia que te pueden estrujar el corazón. A esta altura no caben dudas de que Pedro es uno de los mejores autores del comic nacional, un historietista que le imprime su sello de autor a todo lo que hace y un demiurgo del lapiz que creó un universo ficcional propio, lleno de seres megadeformers, cirujas peleones y cabezas flotantes que sirven de guía en esos mundos de extrañeza y demencia que recorren personajes extraños y dementes.
No soy Hordak: un clásico de culto instantáneo editado por Loco Rabia.  /Marcelo_Acevedo.doc

 

 

LO SALVAJE (PABLO VIGO)
Lo salvaje es un libro que recopila 7 historietas escritas y dibujadas por el talentoso Pablo Vigo y publicada por Maten al mensajero, una editorial independiente que se planta como una de las más importante en la escena actual. Protagonizados por diferentes personajes –hombres y mujeres adultas, niños y niñas, adolescentes-, los relatos de Lo salvaje oscilan entre el costumbrismo urbano porteño y las historias cotidianas de gente simple, aunque dotadas de una oscuridad difícil de describir pero que se siente en la piel mientras se lee. Al estar narradas en primera persona y desde el punto de vista del protagonista, las pequeñas historias de Vigo nos obligan a pasar del voyeurismo clásico a husmear de manera más profunda dentro de la psiquis de los personajes, metiéndonos directamente en la cabeza y los pensamientos de sus protagonistas mediante monólogos internos y soliloquios verborrágicos que nos hacen generar ciertos vínculos con ellos y de esa manera empatizamos con estos hermosos perdedores de un encanto particular pero en ocasiones grises y apáticos. Hay una pátina de melancolía que recubre cada página de este libro de historias realistas con toques oníricos –por momentos pesadillescos-, y algo de humor sombrío.
Si venías siguiendo el trabajo de Vigo desde la revista Doppelgänger, esta recopilación es todo lo que estabas esperando. Si no lo conocías es la mejor oportunidad para adentrarte en la obra de este gran historietista con influencias de lo mejor de Daniel Clowes o Charles Burns.  /Marcelo_Acevedo.doc

 

 

LOS CAMINOS DEL SEÑOR NADA – FEDERICO FERRO

Las únicas palabras impresas en este original libro de Federico Ferro están a modo de epígrafe y pertenecen a G. K. Chesterton: “El amplio objeto de un viaje no es poner el pie en tierra extraña; es poner el pie, al fin, en nuestro propio país como en una tierra extraña”. El país del señor Nada es la historieta y su creador es quien se encarga de transformar las viñetas en tierra extraña. Los caminos del señor Nada es una especie de anomalía dentro del panorama historieteril argentino por lo original de su propuesta tanto estética como narrativa. A través del blanco y negro y prescindiendo de los diálogos y los cuadros de texto –algo que sin duda remite al cine silente de Buster Keaton o Jacques Tati- Ferro rompe la narrativa clásica y propone una historita lúdica que busca que sea el lector quien le dé un significado propio y la complete con su imaginación, viajando a través de un derrotero de figuras geométricas imposibles, personajes crípticos y luces y sombras que transmiten sensaciones hipnóticas y mensajes que se resignificarán dependiendo del lector, casi como si de un test de rorschach se tratase. El arte de Ferro en Los caminos del señor Nada recuerdan a los teselados y grabados xilográficos del autor neerlandés M. C. Escher y sus construcciones improbables: ambos son arquitectos de estructuras y diseños que desafían a la narrativa clásica y los modos institucionales de representación. Edita Panxa Comics. /Marcelo_Acevedo.doc

 

 

CABRON BLACK BOOK  (ALAN DIMARO)
No cualquiera puede tomar sus peripecias cotidianas y transformarlas en una historieta. O más bien sí, se pueden transformar los hechos de la vida en una historieta, lo difícil de verdad es lograr que eso que está contando sea interesante y también divertido. Alan Dimaro – junto a su alter ego en 2D conocido como Cabrón- logra ambas cosas: Black book es un comic interesante por el estilo de dibujo sobrecargado y dinámico y la lograda estética en un blanco y negro de comic underground, y es divertido porque su humor toca la fibra más sensible del lector de historietas promedio, lo que termina transformado la experiencia de la lectura en una especie de catarsis.
Es lógico que cualquier lector argentino de clase media al leer la nueva novela gráfica de Alan Dimaro sienta total empatía con un personaje que vive enojado, sí, pero con razón: sus quilombos son los nuestros, sus situaciones se nos hacen familiares: problemas callejeros con la ley, gente que nos cae mal pero con la cual nos vemos obligados a convivir, el otro que nos jode y al cual consideramos un boludo -aunque posiblemente los boludos seamos nosotros-, las pequeñas y grandes molestias de la vida, y esos lugares que los comiqueros solemos frecuentar, como por ejemplo la convención de historietas rosarina Crack Bang Boom .
Cabrón black book es un libro independiente de crónicas urbanas, relatos dentro de un gran relato que entre flashbacks y raccontos nos lleva de viaje por el pasado y presente de un personaje muy querible que suele odiar al mundo entero pero ama a su familia, la música –es normal encontrar en sus páginas referencias a David Bowie, Pink Floyd, Alice Cooper o Nine Inch Nails-, y sobre todo ama hacer historietas.   /Marcelo_Acevedo.doc

 

 

GUÍA PARA EL FRACASO – AGOSTO Y MARDELPLATA (JUAMPA CAMARDA / BRIAN JANCHEZ)

La incansable editorial autogestiva Ediciones Noviembre acaba de publicar dos historietas de sus emblemáticos autores Brian Janchez y Juampa Camarda: Agosto y Mardelplata y Guía para el fracaso, respectivamente. Ambas son comedias cotidianas de amistad –incluido un animal- y relaciones de pareja inspiradas en situaciones reales de la vida de los autores. La primera parte de Guía para el fracaso fue publicada originalmente en la revista digital NIK, el resto en su blog personal, y en total conforman este librito que narra un segmento de la vida de Tito, un joven que sueña con ser comediante de stand-up y su grupo de amigos que lo bancan en todas e intentan ayudarlo a resolver su problemas, aunque muchas veces le terminan complicando la vida. La historieta de Janchez es un poco menos luminosa y jodona -aunque no carece de un delicioso humor sutil- y narra la relación entre un hombre y su mascota, un perro que le fue legado y con el que tiene que lidiar y aprender a convivir en un entorno que no siempre le hace las cosas fáciles. La dupla de amigos Janchez-Camarda escribe y dibuja historietas de trazos simples y limpios, relatos de lo cotidiano amenos y divertidos, chistes sobre sexo, perros y panchos con lluvia de papitas, y  la suma de esta ecuación produce un único resultado: entretenimiento asegurado.  /Marcelo_Acevedo.doc   

 

 

/A-
GEN
-DA